Aceite de Palma


Bootstrap Case
   
Valoración en Sostenibilidad: -64%
de 100

Impacto Social:

Impacto Ambiental:

Impacto Económico:

   
Valoración en Sostenibilidad: -64%
de 100

Impacto Social:

Impacto Ambiental:

Impacto Económico:

Valoración de Aceite de Palma:

El Aceite de Palma es un cultivo en expansión que tiene un alto impacto de zonas forestales tropicales, principalmente en Indonesia y Malasia. Millones de hectáreas de bosques primarios están en peligro por la demanda de nuevos terrenos de cultivo.

Los grandes productores de aceite de palma dicen que es el más productivo comparado con el de otro tipo de aceites, a corto plazo es verdad, la producción del aceite de palma requiere menos tierra, fertilizantes y pesticidas. Esto se deriva en que la substitución del aceite de palma por otros aceites requeriría aún mayores superficies de cultivo.

A  largo plazo, la huella ambiental del cultivo de aceite de palma es muy superior. El problema es tipo de cultivo intensivo y poco sostenible empleado basado en la deforestación bosques de alto valor ecológico con suelos ricos y que en pocos años los transforma en terrenos yermos.

Certificados de sostenibilidad como RSPO, UTZ Certified y Rain Forest Alliance, trabajan para hacer el cultivo del aceite de Palma más sostenible a todos los niveles, Medioambiental, social y económico.

Referencias:



VALORAMOS LA SOSTENIBILIDAD DE ESTE PRODUCTO

Para ello analizamos el impacto que cada ingrediente utilizado provoca en la Sociedad, Medio Ambiente y Economía:

Impacto Ambiental que generas al comprar Aceite de Palma:

 

Aceite de Palma es un cultivo con reducido impacto ambiental y por lo tanto protege los ecosistemas.

Los ecosistemas naturales mantienen en equilibrio necesario para la vida y la salud del planeta. Necesitamos un planeta sano que nos proporcione recursos, y nos proteja de fenómenos adversos como inundaciones, sequías, incendios, erosión, agujero de ozono o cambio climático.

Los ecosistemas nos protegen y regeneran los desequilibrios  que genera nuestras actividades humanas. Debemos preservar los ecosistemas para mantener este grado de protección y regeneración. Sin ellos no podemos aumentar nuestra población ni nuestro nivel de vida.


 

Aceite de Palma preserva los recursos naturales gracias a que es un cultivo con reducido impacto ambiental.

Los recursos naturales son limitados, los recursos vivos tiene la facultad de regenerarse y seguir abasteciendo a las siguientes generaciones. La sobre-explotación no solo disminuye el inventario de estos recursos sino también su capacidad de regeneración.

En un escenario de aumento de demanda de recursos, es aún más importante preservar los ecosistemas que nos abastecen de estos recursos y así asegurar el suministro para las siguientes generaciones.

 


 

Aceite de Palma requiere enormes extensiones de terreno compitiendo con los bosques y en consecuencia obliga a emigrar.

Muchas personas que emigran se ven obligadas a ello como consecuencia de la sobre-explotación de recursos naturales de los países de derrollados.
Somos culpables de ello comprando productos poco sostenibles.  De esa forma, sin ser del todo conscientes, apoyamos al crecimiento de un modelo de desarrollo poco sostenible que provoca entre otros problemas la emigración de estas personas en busca de un futuro que les hemos quitado.


 

Aceite de Palma causa cambio climático ya que requiere enormes extensiones de terreno compitiendo con los bosques.

El cambio climático está provocado por la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, principalmente dióxido de carbono y metano.
Estos gases se emiten por el consumo de combustibles fósiles (como carbón, petróleo o gas natural) o por el consumo de materiales fabricados con ellos, como plásticos.
También se emiten cuando destruimos nuestros bosques o por el transporte de personas y mercancías.


 

Aceite de Palma requiere enormes extensiones de terreno compitiendo con los bosques y por este motivo genera contaminación ambiental.

Los procesos de producción contaminantes provocan al emisión productos contaminantes a los mares, ríos o a la atmósfera.
La contaminación provoca problemas de salud y muerte de personas.
La contaminación también provoca la muerte de animales y plantas.
Además de las fábricas otras actividades humanas como la deforestación, la generación de residuos, la agricultura o el transporte pueden provocar la emisión o vertido de productos contaminantes


 

Aceite de Palma fomenta la desertificación ya que requiere enormes extensiones de terreno compitiendo con los bosques.

Los cultivos intensivos, la deforestación, la erosión provocan pérdida de terrenos productivos y desertificación.
La desertificación significa que un terreno antes fértil se empobrece y deja de ser un terreno apto para el cultivo, la ganadería o las plantaciones forestales.
La desertificación genera pobreza en las zonas que lo sufren, escasez de recursos y hambre.


 

Aceite de Palma requiere enormes extensiones de terreno compitiendo con los bosques y en consecuencia genera pobreza.

La dificultad de las personas al acceso a un trabajo bien retribuido, la pérdida de recursos o la dificultad de acceso a atención sanitaria y a la educación son motivos de generación pobreza.
La pobreza está asociada a la sobre-explotación laboral, pero también es una consecuencia de la sobreexplotación de recursos que acaban con el medio de vida de muchas familias.


 

Aceite de Palma causa pérdida de biodiversidad ya que requiere enormes extensiones de terreno compitiendo con los bosques.

Los bosques primarios contienen una enorme biodiversidad. La biodiversidad es una fuente de riqueza no solo ambiental sino también económica.

La sobre-explotación de los recursos naturales buscando beneficios rápidos,  destruye esta fuente de riqueza e hipoteca el futuro de las siguientes generaciones.

 La explotación sostenible de estos recursos sin que afecte al ecosistema es una fuente de riqueza para la población de estos países.
Es necesario preservar la biodiversidad para asegurar un futuro mejor para estas personas y para conservar nuestro patrimonio natural.


 

Aceite de Palma se cultiva en áreas tropicales y sub-tropicales con malas prácticas agrícolas y por este motivo provoca pérdida de recursos naturales.

Los recursos de nuestro planeta son limitados. Se calcula que ya consumimos el equivalente al doble de los recursos que puede producir la tierra.

Descontando los combustibles fósiles en teoría sería posible abastecer los recursos de una población en crecimiento sin para ello hipotecar nuestro nivel de vida y desarrollo, pero para ello necesitamos cambiar nuestro modelo productivo por uno más sostenible.

La sobreexplotación y malas prácticas agrícolas, forestales, ganaderas, mineras y pesqueras deterioran el planeta y por lo tanto su capacidad de producir recursos, dificultando nuestra capacidad futura de abastecimiento.


 

Aceite de Palma provoca deforestación debido a que se cultiva en áreas tropicales y sub-tropicales con malas prácticas agrícolas.

La deforestación  conlleva la destrucción de los ecosistemas y la desaparición de la flora y la fauna, provocando pérdida de diversidad.

A medio plazo la deforestación provoca a nivel local erosión y riesgo de inundaciones y desastres naturales, a nivel global provoca el cambio climático.


 

Aceite de Palma se cultiva en áreas tropicales y sub-tropicales con malas prácticas agrícolas y en consecuencia contamina el medio acuático.

La fauna de los medios acuáticos son muy susceptible a los arrastres de productos químicos contaminantes procedentes de explotaciones agrarias, ganaderas e industriales.

El agua contaminada también daña a las personas y animales que consumen estas aguas.

El agua potable es un bien escaso y vital para las personas y animales.


 

Aceite de Palma empobrece el terreno debido a que se cultiva en áreas tropicales y sub-tropicales con malas prácticas agrícolas.

Los cultivos intensivos y malas prácticas agrarias sobre-explotan las tierras fértiles y las convierten en terrenos áridos e improductivos. empobrecen el terreno.

La pérdida de terrenos fértiles deja sin recursos a las poblaciones locales y les obliga a deforestar nuevos terrenos para convertirlos en terrenos de cultivo.

Existen prácticas agrícolas que buscan un equilibrio para asegurar a largo plazo la productividad de los terrenos de cultivo.





Otros Productos Similares:

Deja un comentario