Provoca erosión y desertificación


El terreno fértil cuando se queda desprotegido de cubierta vegetal es arrastrado por la lluvia, viento y otros procesos erosivos. La pérdida de terreno fértil o erosión acelera los procesos de desertificación, impidiendo que la zonas degradadas vuelvan a cubrirse del manto vegetal.

Determinadas malas práctica agrícolas y ganaderas fomentan la erosión y la desertificación.