reduce la emisión de gases de efecto invernadero


Los gases de efecto invernadero provocan un aumento de la temperatura a nivel global. Este aumento de la temperatura altera nuestro clima, provocando fenómenos extremos climáticos. Afecta a los ecosistemas y a la flora y la fauna que viven en ellos y de los que dependemos para nuestra subsistencia.

Por lo tanto el cambio climático afecta al medio ambiente pero también a nuestra economía, nuestra sociedad y nuestra calidad de vida.

El dióxido de Carbono  CO2 y metano CH4 son los principales gases causantes del invernadero.