reduce el consumo de químicos en los cultivos y la contaminación


Utilizar prácticas sostenibles en los cultivos reducen el consumo de químicos utilizados como abono y pesticidas. Esto reduce la contaminación ambiental provocada por malas prácticas agrícolas.

La contaminación afecta a la salud de las personas y de los seres vivos. Cientos de miles de personas mueren cada año por culpa de la contaminación