se descomponen en compuestos dañinos y tóxicos


Los materiales que al descomponerse se transforman en compuestos tóxicos y dañinos para el medio-ambiente y las personas, deben evitarse en productos que puedan acabar en vertederos o que accidentalmente puedan acabar en el campo.

Estos materiales deben seguir procesos cuidadosos de reciclaje, incineración para evitar vertidos incontrolados en el medio ambiente.